Minería en Colombia

Ver este artículo en Inglés

Desde el año 2011 se han venido aumentando las presiones de carácter tributario, normativo ambiental, laboral y regulatorio en el sector minero colombiano.

Tanto el Ministerio de Minas y Energía como el presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos, recalcan una propuesta política de impulsar la locomotora minera y siguen apoyando el sector y buscando que cada vez haya más minería legal en el país, lo cual es beneficioso para todos.

Debido a que aproximadamente un 90% de la minería en Colombia es ilegal, este sector tiene lamentablemente una mala fama en la sociedad. La minería ilegal no cuenta con los requisitos exigidos por la nación para el desarrollo de operaciones mineras en términos tanto ambientales, como de seguridad y sociales. Ya están habiendo serios planes de mejoría respecto a este tema, donde se destaca la formalización de la minería artesanal buscando eliminar la ilegalidad por un lado y por otro mejorar las condiciones de empleo en el sector.

La minería colombiana requiere institucionalidad además de funcionarios con claro conocimiento del negocio minero en el campo ambiental y tributario, para lograr que aquellas compañías multinacionales que realizan bien sus procesos y se acoplan a las normas regulatorias del país, obtengan sus beneficios y reconocimientos por apoyar al crecimiento orgánico de la nación. Precisamente en estos días se creó el decreto # 933 del 9 de Mayo de 2013 que dicta disposiciones en materia de formalización de minería tradicional y se modifican unas definiciones del Glosario Minero. Con este Decreto se establecen los mecanismos para seguir evaluando, realizando las visitas de viabilidad, la consecuente aprobación del Programa de Trabajos y Obras, el Plan de Manejo Ambiental y la procedencia de otorgar los contratos de concesión minera.

Mediante el decreto # 4134 del 3 de Noviembre de 2011 se creó una Agencia gubernamental encargada exclusivamente de la regulación del sector minero llamada Agencia Nacional de Minería (ANM) reemplazando al antiguo Servicio Geológico Colombiano (Ingeominas).

La ANM que abrió sus puertas al público el 2 de Junio de 2012 ha venido desarrollando una serie de acciones de reingeniería dentro del sector. El gobierno colombiano concibió a la ANM como una entidad fuerte, técnica, y con un talento humano de primera línea que permitirá la eficiente administración del recurso minero. El objetivo primario de la Agencia es potencializar la dinámica minera, para que siga generando recursos para impulsar un mayor desarrollo y bienestar del país y sus regiones, con respeto por el medio ambiente y atendiendo las necesidades de las comunidades.

La nueva fiscalización de títulos mineros es una de las más importantes actividades que están siendo realizadas por la ANM, donde gracias al apoyo de los consorcios contratados se ha logrado inspeccionar más de 2500 títulos mineros de los 9500 títulos existentes en el país. En más de un 80% se han presentado hallazgos, los cuales deben ser corregidos antes del siguiente ciclo de visitas para lograr el cumplimiento de los compromisos contractuales. Un título minero genera en promedio 28 empleos (40% directos y el otro 60% indirectos). Los costos de operación e inversión minera , en promedio, por título minero rondan alrededor de 1.8 millones de $ USD/año.

La ANM ha realizado además un nuevo modelo de contratación minera, donde incluyen cláusulas específicas de orden ambiental y social. Esto ya fue aplicado a los contratos tanto de Minas Paz del Río cómo de Cerromatoso.

En el tema de exploración minera un punto para analizar es que, de los títulos mineros que se encuentran en fase de exploración, el 60% está en la primera fase exploratoria (exploración geológica de superficie), mientras tan sólo un 10% de los títulos en exploración se encuentra en la última etapa de factibilidad técnico-económica. Por otro lado el 76% de la explotación en Colombia es en minería a cielo abierto y el otro 24% es minería subterránea.

Colombia presentará su candidatura para ser admitida en la Iniciativa de Transparencia para las Industrias Extractivas (EITI), un estándar global diseñado para reportar los flujos de pagos de las empresas mineras, petroleras y de gas, así como su impacto sobre los ingresos del estado y con su participación sería el segundo país de Suramérica en entrar a este club de la minería transparente después de Perú. En total son 37 países los integrantes de este interesante club.

En términos generales se ve una buena proyección del sector minero en Colombia y se estima que la cifras de inversión extranjera a pesar de haber bajado en este último trimestre seguirán creciendo siempre y cuando el gobierno ofrezca garantías a los inversionistas.

Juan David Viñas Restrepo – Senior Recruitment Consultant, Globe 24-7.

top
LinkedIn logo Twitter icon Facebook icon